domingo, 21 de agosto de 2016

Pico de Russell por el collado de los Bucardos

4 de Agosto de 2016
"Nada habría podido suceder si alguien no lo hubiera imaginado" Reinhold Messner.
Aprovechando como excusa la reciente inauguración del refugio de Llauset y que nos pilla relativamente cerca de Barruera, pensamos pasar allí una noche para, al día siguiente, subir alguna cumbre del entorno. La tarde del 3 de agosto subimos al refugio los mismos que hicimos el pico del Puerto de Viella, más alguno que se añadió después. Antes de la cena  (sopa, ensalada, hamburguesa a la plancha en salsa de queso con guarnición de arroz y de postre natillas) barajamos las posibles ascensiones y finalmente nos dejamos llevar por la propuesta de Romo que consistía en subir al Russell por el collado de los Bucardos, "que es todo andar", y llegar por una canal hasta la antecima. De ahí a la cima, siempre andando. A mí, uno de los picos que más me atraían era precisamente el Russell. No había tenido ocasión de hacerlo, por lo que me atrajo la idea. Pero tengo que reconocer que la cima (el Russell no es cualquier cosa) y el grupo tan numeroso que estamos me planteaba dudas de cómo saldría la cosa...
Embalse de Llauset.
Anochecer en el refugio de Llauset.
A las 7:30 ya estábamos en marcha en busca del Russell. La senda, que en un principio discurre plácidamente, está perfectamente marcada siguiendo las marcas de GR 11 hasta un poco antes de llegar  al collado de Vallibierna, donde los grandes bloques empiezan a hacer acto de presencia. En una hora llegamos al collado, donde ya podemos admirar nuestro objetivo, que no nos abandonará en el resto de recorrido. Ahora tenemos que llegar hasta el collado de los Bucardos tratando de no perder altura y desde donde los reflejos del Estany de la Cap de la Vall son una maravilla. Seguimos subiendo por la divisoria entre el valle de Salenques y el valle de Vallibierna para poco después empezar a bajar hacia el primero del conjunto de los ibones altos del valle de Salenques a más 2.800 mts de altitud, los demás los iremos dejando abajo. El camino está perfectamente marcado con hitos que nosotros nos encargamos de remarcar tanto de subida como de bajada. Seguiremos subiendo en diagonal hasta cruzar una pedrera que nos dejará en la base de la barrera rocosa del Russell y al comienzo de la canal. La canal, en diagonal, es muy evidente.  Acostumbrado al terreno inclinado y con uso obligado de casco, sus casi 200 mts se suben de manera fácil, ayudándonos de las manos, con cuidado de no tirar piedras y siguiendo unas flechas rojas (de carmín fino, reconoció alguno...!), hasta dar con la arista compuesta de grandes bloques, que nos dejarán en la antecima del Russell, 3206 mts, 5 horas después de haber empezado, llevando un ritmo muy tranquilo e incluyendo varias paradas.
Llegando al collado de Vallibierna.
Collado de Vallibierna. Vemos el collado de Bucardos al que tenemos que cruzar.
Llegando al collado de los Bucardos (2812 mts)
Pasado el collado de los Bucardos, el estany de la Cap de la Vall y el Cap de Llauset a la derecha.
La ruta en busca de la canal.
Pedrera que cruzamos en busca de la canal.

Vista de la canal desde la punta Oriental del Russell.




Ya en la canal.
Progresando por la canal.
Belén llegando a la antecima con el valle de Salenques abajo.
Ya en la antecima vemos el Russell al que llegaremos por la izquierda evitando la cresta. Detrás, el altivo Aneto.
Llegados a la antecima, todavía nos quedará pasar a la cota máxima del Russell, para ello, podemos recorrer la cresta con algunos pasos bastante aéreos, pero nosotros preferimos marchar por lo fácil. A nuestra izquierda se abre un caminito que desciende unos metros hasta una pedrera que recorremos por la base de la cresta, llegando así y de manera muy fácil hasta el Russell en 15´desde la antecima.
Camino por la base de la cresta.
Carlos, Manolo, Berta, Inma, Fran y Romo. Delante: Belén y yo.
Vista a la antecima y al valle de Salenques.
Era la primera vez que Patricia ascendía a un pico de más de 3.000 metros, lo que le supuso un gran esfuerzo y sufrimiento en algunos tramos. Podéis imaginar lo orgullosa que se sentía de alcanzar la cima.
Patricia haciendo la señal de victoria en la cumbre o como dijo Romo: "el triunfo de una ambición"
Si la hija estaba contenta, podéis imaginar cómo lo estaba su orgulloso padre.
Patricia flanqueda en todo momento por Santiago e Ignacio.
La vuelta la realizaremos por el mismo recorrido que a la ida. A paso muy tranquilo, disfrutando de la vuelta con esta gran cima del Pirineo en el bolsillo, hubo tiempo para tomar alguna cerveza al paso por el refugio de Llauset. Aquí nos espera Feli. También nos espera Anabel, Ricardo y Thais, que habían subido al Pico Vallibierna, y todos juntos bajaremos al embalse de Llauset donde tenemos aparcados los coches.
Carlos "Moto" volviendo a la antecima.
Pasada la antecima empezamos la canal pero esta vez de bajada.

Con cuidado de no tirar piedras abajo.
En busca del collado de los Bucardos.
Bajando del collado de Vallibierna, vemos: Estany de Cap de Llauset, el collado de los Ibones, pico de la Solana de Llauset . Abajo el nuevo y flamante refugio de Llauset.
Atardecer en el embalse de Llauset.
Ruta marcada a mano alzada desde el refugio de Llauset en un mapa del I.G.N.

martes, 16 de agosto de 2016

Punta Alta

2 de Agosto de 2016
En la Punta Alta ya estuve hace años, antes de que tuviese blog y de que una cámara digital fuera un producto asequible. Esteban nos preparaba sobre plano unas travesías de dos o tres noches que siempre resultaban geniales. En aquella ocasión, si no recuerdo mal, entramos por Lac de Rius, haciendo Montardo, Besiberri Nord y Punta Alta para bajar a Cavallers. 
Vista hacia al norte desde la cima de la Punta Alta.

Hoy nos toca esforzarnos un poco más que el día anterior para subir a la Punta Alta. En poco más de 5 kms vamos a hacer más de 1300 mts y por terreno en el que las piedras y los grandes bloques, van a ser el denominador común. Un poco antes de llegar al cruce que da acceso al parking superior del embalse de Cavallers, sale una pista que andaremos tras cruzar una barrera. Después de completar todas las lazadas que da la pista, justo antes de que ésta se acabe, encontraremos un hito del que sale una senda (Oeste) por pedriza y que empieza a subir de manera muy fuerte y que discurre paralelo al barranco de Comalesbienes. Sobrepasada la cota de los 2000 mts encontraremos un tramo rocoso (1 hora), marcado con estacas de color amarillo, que deberemos superar. Este tramo discurre entre bosque, también por fuerte inclinación, hasta que salimos a una zona más despejada y plana ya en el barranco de Comalesbienes. A partir de aquí, hay varios itinerarios. Nosotros tratábamos de evitar los tramos de bloque, buscando zonas con algo de vegetación donde la senda estuviese marcada, y siempre siguiendo mojones llegamos hasta los Estanys de Comalesbienes (3:30 con paradas). Aquí se quedan Berta y Belén, que por hoy han dicho basta de subir tanta piedra. A los que continuamos, todavía nos queda salvar 400mts de desnivel. Desde los lagos, la senda se sigue bien, hasta que pasamos de nuevo a terreno de piedras y cuesta seguir un poco más las trazas, mientras nos dirigimos a la canal que hay entre el Comalesbienes (izq) y la Punta Alta. Llegados al cuello entre los dos picos, sólo nos queda cruzar sobre grandes bloques (algún paso de I ) donde es preciso ayudarse de las manos para llegar a la Punta Alta con 3014 mts (75 min desde los lagos). Nos hacemos unas fotos y bajamos por el mismo sitio. El Comalesbienes (2993 mts) lo dejaremos para otra ocasión, por ejemplo para cuando lo hagamos en circular bajando por el valle de Colieto y el ref. de Ventosa y Calvell. Berta y Belén han seguido desde los lagos toda nuestra trayectoria y nos están esperando! 

Tramo rocoso que debemos superar siguiendo las estacas de color amarillo,
Bloques
Y más bloques
Berta y Belén
Saliendo de los lagos, con algún tramo de senda con verde!
Enfrente el Punta Alta, a la Izquierda el Comalesbienes y en medio el cuello al que vamos.
Abajo quedan los estanys.
Llegados al cuello, al sur dejamos el Comalesbienes.
Y caminamos entre grandes bloques con ayuda de las manos. Abajo el embalse de Cavallers.
Carlos, José Luis, Manolo y servidor en la cumbre.
Bajando de la cumbre al cuello para coger la canal de nuevo. ¿Por aquí he caminado yo con mochilón de tres días?
Dejando atrás los estanys
Ya vemos el barranco por que tenemos que bajar, muy próximos a la zona con estacas)
Bajando a la presa de Cavallers
Ruta semejante a la seguida

lunes, 15 de agosto de 2016

Tuc deth Pòrt de Vielha

1 de Agosto de 2016
Barruera se convierte, por segundo año consecutivo, en nuestro destino de vacaciones y base de excursiones por los alrededores.
Ignacio mirando al valle de Arán.
La primera será a la Tuc deth Pòrt de Vielha (Pico del Puerto de Viella). El punto de partida es el antiguo Espitau de Vielha (1.609 mts) en la boca sur del túnel de Viella. Cogemos la pista paralela al valle de Mulleres y a 1 km encontramos el comienzo de la senda, que por el bosque se alza, hasta introducirnos en el barranco del Puerto. Este camino era el que comunicaba a los habitantes del Valle de Arán con las comarcas del sur hasta que en 1.948 se inaugurase el túnel de Viella. Las obras de este túnel comenzaron en 1.924 pero se vieron interrumpidas, para más tarde, en el año 1.941 retomarse mediante el trabajo forzoso de presos republicanos. Durante el camino encontraremos búnkeres o fortificaciones con las que el dictador Franco pretendía defenderse de un hipotético ataque o invasión aliada, y que era parte de un plan con el que se pretendía "blindar" a España por el norte desde el Atlántico al Mediterráneo. A esta línea defensiva se le denominó Línea P y, en la parte catalana, Línea Gutiérrez. Antes de llegar al Port Vielh deth Hòro la senda gira a la derecha en sentido Este en busca del Pòrt de Vielha (2.442 mts). Aquí nos esperan unas bonitas vistas al norte con sus nubes retenidas. Desde el Puerto, ahora en dirección Sur, sólo nos quedan 150 mts hasta la Tuc deth Pòrt de Vielha (2.605 mts).
Hemos salido del bosque y nos dirigimos al barranco del Pòrt siguiendo las marcas de la variante GR 211-5

Exterior del fortificado. Su entrada es por detrás.
Vista desde el interior del fortificado defensivo

Ya estamos cerca del Puerto, por el que se baja a Vielha, y de la cima.
Volvemos la vista a lo recorrido y para reconocer las cumbres que vislumbramos en la lejanía.
Nubes retenidas en el valle de Arán
Subiendo del collado a la cima.
Feli y Juan completando los últimos metros a la cima.
El Noguera Ribagorzana desde las alturas.
Foto de cumbre con el macizo de Aneto-Maladetas de fondo
Fran pensó que podríamos bajar por otro sitio y así completar esta excursión en una magnífica circular. Bajamos siguiendo hitos hacia el Este, mientras cruzamos un par de fortificaciones de piedra, en busca de un collado situado sobre el Estanh Redon (2200 mts). De nuevo giramos hacia el Sur por fuerte pendiente herbosa para bajar al Estanh Redon. Rodeamos el lago, pero lejos de su vista, hasta que llegamos a su desagüe. La senda a partir de aquí va colgada perdiendo metros poco a poco, hasta que damos con el camino de GR11 que baja del Lac de Rius. Por el barranco de Conangles llegamos hasta una pista que nos devolverá de nuevo hasta el Espitau de Vielha.
Bajando de la cumbre hacia el collado encima del Estanh Redon.
Ladera herbosa al Estanh Redon
Berta, Patricia y Belén
Bajando al barranco de Conangles.
Ruta seguida
Para saber más de la línea P:
- El resurgir de la línea P en Canfranc
- Mapa de la línea P
- Bunquers del Pirineu (YouTube)